Grandes edificios industriales fueron desocupados en los años 50 en Nueva York en el barrio del Soho Manhattan. Estos espacios abandonados fueron habitados por artistas, músicos, estudiantes, escritores, decoradores, etc., que los transformaron en sus hogares, amplios y minimalistas, únicos cada uno de ellos.

Inspirados en las necesidades actuales, con materiales de calidad, espacios cómodos, estilo y confort, diseñamos un proyecto que brinda la comodidad de un LOFT y grandes jardines que caracterizan a una vivienda unifamiliar.
La vista siempre es predominante del lugar en el que deseamos vivir, la tranquilidad, el silencio y la independencia que uno tiene son factores que hemos pensado para nuestro proyecto.