Rodeado de naturaleza y montañas en el horizonte, se desarrolla un proyecto inmobiliario que mezcla lo practico de la ciudad con la belleza de una vivienda de campo. Priorizando las áreas verdes y los espacios comunes, produce un ambiente cálido, lugar perfecto para vivir.
Estratégicamente ubicado permite un acceso directo hacia la ciudad de Quito así como también con el Valle de los Chillos.

Es el primer conjunto residencial de CDCA, se encuentra cerca de la Ciudad de Quito al igual que de el Valle de los Chillos, rodeado de áreas verdes, parques y montañas alrededor, es un lugar donde se puede respirar aire puro y a la vez sentirse tranquilo por una fácil movilización.
Con 8 casas que se caracterizan por su arquitectura de una antigua casa de campo mezclada con lo modernas y sofisticadas de una de ciudad, se desarrolla el proyecto que reciproco a la naturaleza prioriza sus espacios verdes dando vida y paz.